facebook  twitter   instagram  pinterest  youtube

correo info@montevideoantiguo.net   mundo en red www.montevideoantiguo.net

Ciudad Puerto
La primer vista que todo visitante de la ciudad veía al llegar.
Parques y Plazas
Arboladas, cuidadas y muy concurridas, fueron las grandes plazas y parques montevideanos.
Ciudad de Trenes
Hoy olvidados, Montevideo supo ser una ciudad impulsada por la fuerza del tren.
Grandes Monumentos
Los homenajes a los grandes personajes de la historia del Uruguay y del mundo abundan en calles y plazas.
JoniJnm.es
Durante esos años florecieron en Montevideo las grandes tiendas que imitaban a las que brotaban como hongos en París y Londres, grandes centros de compras que fueron conocidas con la voz inglesa magazin,como sostiene el historiador Aníbal Barrios Pintos, en el libro La Ciudad Nueva.
 
Entre estas tiendas se destacaba Introzzi, en Avda. Rondeau y las calles Galicia y Paraguay, especializada en prendas y artículos apropiados a la vida rural, por lo que estaba emplazada en las proximidades de la estación del Ferrocarril Central del Uruguay. Introzzi, fue todo un símbolo. Se acuerdan de: "te queda Introzzi". Son de esa era la casa Soler, la tienda Inglesa, El Polvorín, La Madrileña, La Ópera, Caubarrere,Angenscheidt y la que le puso el sello a la época: el London París.
 
Introzzi manejaba un público más popular, principalmente por su cercanía a la estación del ferrocarril. Su enorme edificio abarcaba la media manzana delimitada por Galicia en esquina con Rondeau, llegando a Paraguay. Vendía de todo para todos. Trajes de confección y también se realizaban medidas en base a su gran registro de telas. Un gran taller de pantaloneras, sastres, modistas y cosedoras que abarcaba más de 200 personas. Las prendas de fajina y gauchescas eran un enorme atractivo para los paisanos que llegaban a la estación de trenes que estaba a una cuadra. Con gran novelería, entraban por la puerta principal de Rondeau y subían a la sección que vendía botas de potro, pañuelos nativistas y pantalones bombacha que aguantaban las domas más bravías. Uno de los rubros más fuertes de Introzzi fue su sección dedicada a los uniformes de importantes centros educativos como el José Pedro Varela, el Liceo Francés y el Elbio Fernández.
 
Por los fines de febrero, sus instalaciones se llenaban de padres con sus inquietos adolescentes que eran atendidos con la proverbial paciencia de los uniformados vendedores de ambos sexos. Los hombres de la casa aprovechaban para tomar un cafecito en el pequeño bar que tenía la tienda en su planta baja, exclusivo para sus clientes. En su vitrina estaban las ricas tortuguitas de jamón y las exquisitas plantillas de vainilla. En su sección calzado, los padres compraban para esos chicos los interminables zapatos Incalcuer e Incalflex. Introzzi, al igual que el London-París, editaba para sus ventas un lujoso catálogo en el que aparecían todos sus variados productos. Esa fina encuadernación era enviada a las principales capitales del Interior. La gente compraba “por catálogo” y recibía los pedidos en sus hogares por más lejanos que fueran.
 
  • Tienda Introzzi
  • Tienda Introzzi
  • Tienda Introzzi
  • Tienda Introzzi
  • Tienda Introzzi
  • Tienda Introzzi
 
Mapa:
 
 

 

PLG_SEARCH_PAGEBUILDERCKSEARCH
PLG_JEV_SEARCH_TITLE
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas
JoniJnm.es

www.montevideoantiguo.net - MDQ

DMC Firewall is a Joomla Security extension!