Calle Cuareim 1080. Barrio Sur. Los hermanos Miguel y José Nicanor Risso compraron el terreno a Francisco Piria en el año 1881, con la finalidad de construir un inquilinato. La obra le fue encargada al constructor Alejandro Canstatt y se inauguró en 1885. Era un típico “conventillo" de los que abundaban en el Montevideo de la época; tenía cuarenta habitaciones repartidas en dos plantas en torno a un amplio patio que contaba con treinta y dos piletas de lavar, dos baños y un aljibe.
 
Un “contenedor" especulativo de muy precarias habitaciones y mínimos servicios compartidos, que la gente transformó en un lugar de convivencia humanamente enriquecida.  Pero en los años setenta, a la ruina inducida siguió su demolición. El terreno permaneció baldío hasta que finalmente se construyó un conjunto de viviendas que buscó generar, en nuevo contexto de uso, un escenario evocativo de las particulares condiciones de interacción social que allí se habían dado.
 
conventillo mediomundo 20161126 1149515341
 
Más allá de una valoración de resultados, todo suma en un proceso de recalificación del área con una visión integradora de pasado, presente y futuro, poniendo énfasis en que la inscripción, en el año 2009, del “candombe” en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad (Unesco) lo fue en térmmos “del candombe y su espacio una práctica comunitaria”.
 
Texto extradido de Fotogalería Parque Rodó Arquitecturas Ausentes en Montevideo
 
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
  • Conventillo Mediomundo
 
Hoy en el mismo lugar: